viernes, 17 de julio de 2009

Como a alguien que pudiera dar algo, se me pidió que escribiera para este blog, o si tenia algo para publicar y valientemente dije que si, que tenia algo para decir...
Al fin y al cabo hay tantas pavadas en los blogs, tantas pavadas en Internet dando vueltas y tantas cosas mal escritas, que pensando en este blog que leen algunos cristianos, encontré algunas cosas para decir que creo necesarias.
¿Cuando va a ser el bendito día en que los cristianos en Argentina empecemos a discutir y a disputar poder político, poder real?
¡si! digo poder real. no porque el poder espiritual no lo sea, por que ciertamente lo es. Pero lo es solo para nosotros, para los cristianos, porque los demás ni se enteran de ese poder, los que obviamente no lo conocen porque muy pocas veces lo damos a conocer.
Además del poder espiritual, cambia lo interno en nosotros, sin embargo el poder político cambia la realidad social, cambia la realidad de todos, del conjunto, de la ciudadanìa.

El poder espiritual nos es dado para transformar esa realidad y la realidad es la realidad social. El poder espiritual que procede directamente de Dios por medio de Jesucristo nos transforma individualmente pero luego tenemos dos tareas: una, es compartir ese poder espiritual con el otro para transformación interna de este y la otra es canalizar ese poder espiritual políticamente para bendecir a toda la sociedad, tanto los hermanos en la fe, como los vecinos, en fin, el prójimo.

Darle un abrigo a quien tiene frío, darle comida al que tiene hambre y dar hospedaje al que esta sin techo, es simplemente dar migajas.

Nosotros tenemos que luchar porque todos en este país podamos tener un techo digno, tenemos que luchar para que todos tengan trabajo y puedan abrigarse y comer al menos lo suficiente y lo necesario. no nos olvidemos que en este país existió el pleno empleo!!!

Jesús dijo que a los pobres siempre los íbamos a tener con nosotros, pero nosotros como iglesia debemos luchar para que en todo caso, ser pobre en Argentina, sea una elección y no el resultado de determinadas políticas.Digo, nadie elije ser pobre cuando se el brindan las posibilidades de no serlo, ahora, si teniendo las posibilidades, estas no son bien aprovechadas ese es otro tema...

nosotros debemos lucha siempre para que se les garanticen a todas las personas por igual las posibilidades de vivir dignamente.

Creo firmemente que este es el espíritu de lucha que debemos retomar hoy los cristianos en este, nuestro país.

Leandro Berguesi



6 comentarios:

macelot dijo...

Leonardo, primero tenemos que ac larar cual es la función de la ig lesia en la tierra y cuál es la función del cristiano que vive en la tierra.
la iglesia para empezar no es una institución de beneficiencia social ni un club, ni una ONG, es para empezar un organismo vivo no una organizacion y su funcion es dar a conocer al mundo a su cabeza que es Cristo y a nuestro Padre Celestial, es su carácter espiriual lo que la caracteriza, en ese plano se mueve y desarrolla, su impacto en el mundo es a través del cambio del transfondo moral de los que se convierten a Cristo y que repercute en su entorno, es aquí donde hemos fallado, solo aquel que es transformado por la sangre de Cristo transforma lo que toca como lo hacía Jesús, hemos perdido o no hemos ejercido este poder, cuando cada creyente lo ejerza no importará la situación, no importará encumbrarse políticamente para solucionar los problemas, solo el poder de la unción rompe todos los yugos.

Argentina, México, Uruguay, etc. serán siempre pueblos con grandes carencias sino brilla la luz y abunde la sal.
Saludos

macelot dijo...

Perdón Leandro te cambie el nombre.

saludos de nuevo

Anónimo dijo...

hola marcelo soy leandro. la primera impresion que me da al leer tu comentario que lo veo mas bien como una critica y una resistencia a la accion social de la iglesia, es que no leiste bien el texto creo que te apresuraste a responder me gustaria que lo vuelvas a leer y analises bien que es lo que pongo en discusion.
Por que la iglesia es lo que vos decis pero tambien es una institucion y como tal tiene un rol social que cumplir, un compromiso con la sociedad eso quiere decir no solo con los que se convierten sino tambien con los que rechazan a Cristo.
Despues fijate que digo que los cristianos somos los que tenemos que involucrarnos en los ambitos de poder y no la iglesia ya que la iglesia es en si un ambito, no de poder todavia en nuestro pais aunque le estan empezando a tener respeto todavia no se la tiene en cuenta como actor de poder por eso lo que pido es que nos mostremos y empecemos a ejercer ese poder que vos decis que aun no hemos ejercido. Por otra parte vos decis que cuando cada creyente ejercite ese poder se van a solucionar todos los problemas pero yo te aseguro que si aun los cristianos fuecemos mayoria en este pais pero no ocupamos los lugares donde se toman las desiciones que rigen al conjunto de la sociedad entonces las cosas no van a cambiar en el sentido que un cristiano quisiera que cambiasen, pero uno de los problemas que tenemos los cristianos es que decimos que queremos transformar este pais pero no tenemos ningun plan concreto de como hacerlo y alguien que tiene un objetivo pero no tiene un plan para alcanzarlo sinceramente nunca lo alcanzara pues no lo desea de enserio.
Espero haber aclarado la discusion, espero tu respuesta para poder seguir charlando al respecto!
bendiciones!
lean!

seba dijo...

La iglesia son todos los que confiesan ser cristianos, y forman cada uno parte de ella. ahora, ser cristiano no es un rótulo (o no debería serlo) Basta con leer las Escrituras. Entiendo lo que decís lean, aserca de las "migajas", aquello siempre va a ser un parche nada más, nunca una solución. Ya que ser cristiano, (o ya que la Iglesia no es una institusión, no somos también seres humanos como todos los demás, con la misma capacidad de ser salvos o de pecar, que vivimos bajo el mismo cielo, y a todos nos llueve en la cabeza por igual. o cómo es Somos cristianos pero no Argentinos? me suena un poco raro, como fuera de este mundo. ah si, debe ser eso! que los cristianos creemos que somos de otro mundo, del cielo, y que acá en la tierra están los mundanos los pecadores. No! por amor de Dios bast! nostros somos pecadores no nos olvidemos que porque entendimos eso es que habíamos necesitado ser perdonados.
La diferencia radica en el parche, en la rotura de una sociedad de una cultura ciega que cree ver talvez una luz a lo lejos. "Ama a tu prójimo como a tí mismo" no se queda en una caricia, en una sopa y un abrigo al que está en la calle, en un evento evangeloide, un estadio repleto, va más ayá llega más lejos, con eso no alcanza ni para dejar tranquilas nuestras conciencias...

.... dijo...

SOY MIKI... TOTALMENTE DE ACUERDO CON SEBA!!! creo que a veces buscamos "dejar tranquila" nuestra conciencia... por que no hacemos las cosas desde el amor al otro, si no desde el amor propio, buscamos sentir esa pseudofelicidad a la hora de dar y nos quedamos con eso. hay un egoismo implantado en nostros que nos lleva a buscar todo el tiempo nuestra satisfaccion y eso hasta incluye hacer algo por los demas, porque nos hace sentir bien... pero no alcanza.
hace rato estoy pensando en eso...no encuentro muchas respuestas... pero eso seria otro posteo! je
saludossss!

Anónimo dijo...

Coincido con Leandro. Creo que la iglesia catolica, tradicional y reaccionaria, dogmatica y cerrada a la libertad del ser humano; Libertad concedida inicialmente por dios, reconocida por grandes filosofos (sartre, heiddegger) pero, paradogicamente, cercenada por el dogma catolico conservador, llevo a poner a la iglesia cristiana como antipopular. En realidad el cristianismo es sumamente popular, los giros politicos de la institución iglesia, que responden a intereses de poder economico, mas que a intereses sociales, no deberian quitar al verdadero cristianismo, el de la calle, el de la vida, el de la solidaridad. La iglesia catolica alejo a Jesus de la gente, lo pelo le puso una sotana y lo monopolizo para sus interese. Jesus era del pueblo, de los pobres, de los necesitados, de la mano solidaria tendida, no el de la conquista, el del saqueo, el de la dictadura.
Hoy hay una nueva corriente cristiana, que busca devolverle Jesus a la gente, alejarlo de los centros de poder y hacerlo popular. Soy peronista, soy cristiano y en ese contexto creo que la iglesia debe dejar la demagogia de lado y salir a la calle a debatir politica con contenido social, que brinde soluciones y no limosna. Dios los bendiga a todos.

Eugenio Kramer